Buzón Ciudadano

El Reino Unido ensaya con carreteras que recargan los coches eléctricos mientras se conducen

ESCUCHA LA PUBLICACIÓN

carretera_vehiculo_electricoCuando el poeta romano Gayo Valerio Catulo escribió acerca de devorar la carretera, lo decía como una metáfora sobre el hecho de viajar. Una posibilidad, la de extraer físicamente la energía de la calzada, que puede convertirse en una realidad próximamente, siempre y cuando el gobierno del Reino Unido finalice positivamente los tests de funcionamiento de una nueva herramienta prometedora para crear carriles exclusivamente dedicados a la recarga inalámbrica de los vehículos eléctricos.

Los ensayos fuera de carretera, basados en la ciencia de transferencia inalámbrica de energía dinámica, comenzaron a finales del pasado año y tendrán una duración de 18 meses, tal y como ya anunciaron tanto la entidad pública Highways England como el ministro británico de Transporte, Andrew Jones. Una tecnología que resolvería uno de los mayores obstáculos para el uso de vehículos eléctricos, dado que no sólo llegaría la carga para los viajes largos sino que, además, ésta se mantendría.

Desde el Reino Unido, ya se han probado diferentes enfoques para esta técnica y las versiones identificadas funcionan y están listas para su producción. En términos básicos, los vehículos estarán equipados con tecnología inalámbrica y el sistema tendrá líneas de alimentación conectadas a las bobinas bajo la superficie de la carretera, que generarán campos electromagnéticos, los cuales serán recogidos por una bobina ubicada en el interior del vehículo, transformándose en energía eléctrica.

Esta transferencia de energía podría funcionar para todo tipo de vehículos, según el informe de la compañía, y, ya que pasa por debajo de la carretera, no se requerirá la construcción de artilugio alguno por encima del suelo, que podría aumentar el riesgo de colisión o choque eléctrico, siendo una tecnología nada desordenada ni invasiva.

mc_carretera_vehiculo_electricoLas actuales cargas de baterías eléctricas son suficientes para cubrir trayectos cotidianos, pero insuficientes para viajes largos por carretera, y el hecho de detenerse durante horas para cargar en un lado de la carretera, pese a que sea algo beneficioso para el medioambiente, no hace que el usuario se sienta mucho mejor. Sin embargo, recargar las baterías sin detenerse es una de las cosas más atractivas que se puede pedir en la automoción, desde el reabastecimiento de combustible.

Toda la tecnología, relacionada con los coches eléctricos e híbridos, está avanzando a un ritmo vertiginoso, resultando decisiva para el crecimiento de ventas de este tipo de vehículos que, de hecho, ya ha superado la barrera del millón de ventas a nivel mundial.

Por ello, estas pruebas sobre el terreno son cruciales para la evolución de este tipo de tecnologías inalámbricas, y ayudarán a crear una red de carreteras más sostenible, así como a abrir nuevas oportunidades para las empresas que apuestan por el transporte cero emisiones. Y el gobierno del Reino Unido, que pretende ser uno de los líderes en desarrollo, fabricación y uso de este tipo de tecnologías, tiene previsto invertir 900 millones de libras (más de 1.160 millones de euros) en un plan a desarrollar hasta 2020.

autopista_carril_electrico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *