Buzón Ciudadano

Oslo será la primera ciudad del mundo en prohibir la circulación de automóviles

ESCUCHA LA PUBLICACIÓN

Oslo (Noruega)Los automóviles ya no son bien recibidos en Oslo, capital y ciudad más poblada de Noruega, con 600.000 habitantes, pues, tal y como se aprobó en el Consistorio, planean prohibir la circulación de automóviles en el centro de la ciudad, que quieren hacer efectivo en el año 2019 basándose en estudios que acreditan que la ausencia de vehículos convierte los centros urbanos en espacios más accesibles y atractivos (ver documento -en noruego-).

Esta prohibición, que afectará a los 350.000 propietarios de automóviles que viven en la capital del país, buscará reducir drásticamente el nivel de contaminación y apostar por unos medios de transporte mucho más saludables y, a su vez, generar una mayor seguridad para caminar por las calles de la ciudad.

Una medida que se complementará con la construcción de más de 56 kilómetros de carriles para bicicletas, así como con un gran incremento en las partidas públicas dedicadas al transporte público.

Tal y como indica Eivind Trædal, representante del Partido Verde en Oslo, “los coches son prácticos y cómodos para algunos usos, pero tienen una grave contrapartida. Del mismo modo que ya no es normal fumar en el interior de una casa o en un recinto público cerrado, el uso innecesario del coche en una ciudad será una reliquia del pasado”, añadiendo que “las zonas libres de coches no sólo mejoran la calidad del aire que, en ocasiones y en muchas ciudades, roza los límites legales y afecta a la salud de las personas, sino que también mejora el comercio y el consumo”.

Hay otras ciudades que también se están tomando muy en serio la aplicación de medidas similares, como Madrid, que también tiene un plan muy ambicioso para acabar con los autos en la ciudad en 2020, afectando a mucho más espacio que en Oslo (200 hectáreas); y también la ciudad alemana de Hamburgo, la segunda más poblada del país, cuyo plan Green Network pretende borrar los coches del centro en 2034 y construir espacios peatonales, carriles bici y zonas verdes que acabarán cubriendo el 40% de la superficie de la ciudad

Obviamente, este tipo de legislaciones que no dejarán indiferente a nadie, y seguro que muchos ciudadanos se quejarán de no poder utilizar sus automóviles en el centro de la ciudad pero, en cualquier caso, no hay que olvidar que debemos comenzar a erradicar la polución de las grandes ciudades, ayudando a que no siga aumentando el calentamiento global.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *