Buzón Ciudadano

Los vecinos de Parque Goya denuncian un nuevo hundimiento en la zona de dolinas

ESCUCHA LA PUBLICACIÓN

Aparcamiento hundido en Parque GoyaVía El Periódico de Aragón | La Asociación de Vecinos de Parque Goya ha denunciado un nuevo hundimiento que se ha producido en el aparcamiento próximo al colegio Parque Goya, en la zona de la dolina, en la calle Coloso del barrio. “Este es un problema reincidente y que tenemos observado que se repite periódicamente. Hace dos años ya pasamos por la misma situación, pero suponemos que el ayuntamiento lo solucionará, como ha ocurrido en anteriores ocasiones”, manifestó Chesús Barrena, presidente de la entidad vecinal.

Desde la asociación Zaragoza Ciudadana también denunciaron la situación a través de las redes sociales. El hundimiento alcanza ya los 30 centímetros de desnivel y preocupa a los residentes porque les da inseguridad a la hora de circular y de aparcar sus vehículos en el entorno. “Da respeto porque no sabes lo que hay debajo, si es consistente o si hay peligro verdaderamente”, reconoció.

La semana pasada plantearon la queja en el consistorio y de momento, afirmó Barrena, “no han colocado ninguna valla protectora, por lo que pedimos que se instale cuanto antes para garantizar que nadie pueda circular por encima de la zona rebajada y evitar así cualquier riesgo innecesario”, expresó Barrena, que indicó que “la mayoría de los coches optan por bordear el agujero pero es mejor ser prevenidos”.

Aunque la mayoría de los residentes conocen el problema porque ya se ha producido en otras partes del barrio anteriormente, esperan que la respuesta del consistorio llegue pronto. Fuentes municipales informaron de que en cuanto se reciben este tipo de quejas, se trata de actuar a la mayor brevedad.

ANTECEDENTES

Los vecinos recuerdan, no obstante, que los hundimientos provocados por las dolinas ya comprometieron la viabilidad del primer potrero del barrio, situado al lado de donde se ha producido ahora el hundimiento. “Después de tener que realizar varias reparaciones para subsanar los hundimientos, se observó que no era viable económicamente tener que actuar constantemente en la zona y, con el acuerdo de los técnicos, se decidió dejar el potrero de tierra y buscar una nueva ubicación para una instalación más completa”, recordó el presidente de la asociación.

Los vecinos confían en una rápida respuesta. “Si hubiera más peligro seguro que ya se habrían tomado medidas más drásticas”, expresó el presidente.
 

Descargar la edición papel de El Periódico de Aragón >>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *