Buzón Ciudadano

¿Los deberes en el hogar son razonables o generan frustración y fracaso escolar entre nuestros jóvenes?

ESCUCHA LA PUBLICACIÓN

grafico_deberes_pisaEva Bailén es una madre de tres hijos de 8, 10 y 12 años, que ha realizado una petición en la plataforma Change.org para conseguir eliminar los deberes abusivos de nuestros jóvenes, que invierten una media de seis horas y media semanales en tareas escolares en el hogar, siendo España el tercer país que más tiempo dedica a ello, tras Italia e Irlanda, según el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) –ver gráfico– de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que, además, ha constatado que los deberes contribuyen a ampliar -aún más si cabe- la brecha entre los estudiantes de nivel socioeconómico alto y medio y los alumnos que pertenecen a familias más desfavorecidas.

Según muchos expertos en educación, como Rafael Feito, Catherine L’Ecuyer o Mireia Long, un exceso de deberes supone una gran frustración para un niño que quiere concluir el trabajo asignado pero, al ver cómo éste le sobrepasa, el cansancio no le permite seguir estudiando, empeorando su rendimiento escolar. Algo que queda patente en las cifras de fracaso escolar (o abandono escolar prematuro), que sitúan a los estudiantes españoles en la primera posición (23,5%) del ranking europeo, llegando a duplicar la media comunitaria (11,9%).

En la reivindicación, esta madre indica que no existe justificación para que un niño dedique tantas horas de su tiempo, tras la jornada escolar, a realizar tareas que difícilmente fomentan competencias como alguna de las recogidas en el Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria:

4ª Competencia. Aprender a aprender. Haciendo tareas repetitivas a diario el estudiante no aprende a aprender, aprende en todo caso a mecanizar sus tareas.

5ª Competencia. Competencias sociales y cívicas. El tiempo de convivencia familiar, con otros niños en el parque o en otros espacios abiertos se reduce: Los niños pasan tardes y tardes encerrados en su habitación. No pueden desarrollar competencias sociales estando aislados.

6ª Competencia. Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor. Los deberes pautados, repetitivos y abusivos no fomentan el espíritu emprendedor y la iniciativa. La iniciativa surge desde dentro de cada niño o niña, por el propio descubrimiento personal, y para eso es necesario tiempo libre e incluso tiempo de aburrimiento.

Igualmente, Eva Bailén indica que los deberes abusivos provocan conflictos en las familias, que ven en la conciliación de la vida laboral y familiar una utopía, por lo que las largas jornadas laborales se ven todavía más perjudicadas por las tareas escolares y los padres no pueden compartir su tiempo con sus hijos o lo comparten para ejercer de docentes.

Por ello, solicita que se racionalicen los deberes de los alumnos españoles, con el establecimiento de unas pautas para que las tareas se desarrollen en un tiempo razonable y que estén acordes con la edad del estudiante, eliminando los deberes abusivos.

Te invitamos a visionar el vídeo que ha realizado para la difusión de esta campaña y a participar en el debate:

2 comentarios

  1. Patricia dice:

    En mi colegio el horario escolar es muy extenso y en adición hay que hacer muchos deberes sin sumar las horas de actividades extraescolares que tenemos.

  2. Zaragoza Ciudadana dice:

    Muchas gracias por tu comentario, Patricia. Estamos recibiendo otros muy similares, lo que demuestra el acierto de Eva Bailén a la hora de realizar esta campaña.

    Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *